opinie.jpg

Las opiniones son un factor determinante en la elección de médico; muchos pacientes reconocen haber elegido al especialista por recomendación de otros pacientes. ¿Cómo aprovechar el valor de las recomendaciones para construir una imagen positiva del centro y atraer a nuevos pacientes?

Las opiniones ayudan a elegir médico en la red

Hemos realizado diversas encuestas entre los pacientes para saber cómo se comportan en el ámbito de la salud online. Hasta el 91% de los encuestados reconoció que ha buscado médico en la red y la mayoría de ellos empezó la búsqueda en el buscador de Google. ¿Qué criterios determinaron su elección de médico en los casos en los que lo encontraron en la red? Según el Informe de Doctoralia sobre Salud e Internet, más de la mitad de los usuarios considera importante consultar opiniones de otros pacientes. 

 

Además, según se deduce de los datos del servicio homólogo en Europa ZnanyLekarz.pl, los médicos que cuentan con 10 opiniones de pacientes o más, concertaron de media cinco veces más citas que los médicos con un número menor de opiniones. Y aquellos que cuentan con más de 30 opiniones lograron nueve veces más citas (que los perfiles en los que había menos de 10 opiniones). Resulta evidente que las opiniones son un indicio de la popularidad de los médicos en la red.

 

Es importante señalar que unas pocas opiniones negativas aisladas no tienen un impacto negativo en la imagen del médico; todo lo contrario. Según indica el análisis de los datos de nuestro servicio, más del 60 % de las citas se conciertan con médicos que tienen al menos 1 opinión negativa. El perfil de estos médicos tiene más credibilidad, y los lectores son perfectamente capaces de valorar correctamente cada opinión.  

 

¿Por qué son tan importantes las opiniones de otros pacientes?

 Elegimos lo que conocemos, ya que aceptamos de forma automática que lo conocido es mejor que lo desconocido. Los seres humanos siempre se han dejado guiar por la opinión de otras personas a la hora de elegir productos y servicios, y rara vez se recurre a los servicios prestados por profesionales sin referencias. Elegimos con más frecuencia las ofertas que sabemos que han atraído previamente el interés de otras personas. Antes de que el desarrollo de Internet nos facilitara el acceso a información sobre prácticamente cualquier tema, preguntábamos a familiares y amigos por su opinión. Si ninguno de ellos había utilizado antes el producto que buscábamos, pedíamos la opinión del vendedor de la tienda o le pedíamos a la secretaria del centro médico que nos recomendara al mejor especialista. En la actualidad, nos resulta más cómodo consultar las recomendaciones de otros pacientes que ya han visitado la consulta utilizando los buscadores de Internet.

 

Maneras probadas de conseguir que los pacientes publiquen su opinión

Es importante animar a los pacientes a que compartan su opinión tras la consulta, así como publicar convenientemente sus recomendaciones en la página web del centro médico o en otros lugares en los que los pacientes buscan información sobre los servicios que ofrecemos. Pero ¿Cómo animar a los pacientes a dejar su opión? A contiuación le enumeramos las diferentes formas de hacerlo: 

favorito.pngfavorito.pngfavorito.pngfavorito.pngfavorito.png

1| Recepción y médicos. Nuestros empleados pueden informar directamente a los pacientes sobre la posibilidad de publicar opiniones sobre el centro; se puede comentar el tema con tranquilidad y discreción.

2| Página web. En la página web del centro podemos colgar opiniones de pacientes a modo de ejemplo y solicitar que dejen la suya propia dirigiendo al paciente hacia el perfil del centro en plataformas como Doctoralia para que las opiniones se publiquen allí 

3| Doctoralia. Esta plataforma es un lugar de intercambio natural de opiniones sobre médicos y especialistas. Es importante saber que las opiniones deben seguir las directrices de publicación y ser aprobadas por un moderador. Para obtener mejores resultados, es fundamental asegurarse de que todos los médicos que trabajan en el centro de salud tienen un perfil actualizado en la plataforma, y que dichos perfiles están vinculados al perfil del centro médico. Para saber más de la plataforma, clique aquí

4| Correo electrónico. Si nos resulta incómodo pedir a nuestros pacientes que publiquen su opinión cuando tratamos con ellos en persona y nos comunicamos con ellos a través de correo electrónico, podemos utilizar este medio para mencionar de forma directa después de una consulta que tienen la posibilidad de dar su opinión. En este caso, se debe incluir el enlace al lugar en el que esperamos sus recomendaciones: la página web del centro, el perfil de la plataforma Doctoralia, etc. Podemos preparar un correo electrónico colectivo para todos nuestros pacientes pidiéndoles que compartan su opinión (el denominado call to action: en marketing se denomina así el llamamiento directo para una acción concreta) y enviarlo cada cierto tiempo para recordarles que tienen la posibilidad de compartir su opinión.

5| Tarjeta de visita y materiales promocionales. No hay nada que nos impida aprovechar las tarjetas de visita y los materiales promocionales impresos que los pacientes cogen en la consulta para pedirles que compartan su opinión. Por razones evidentes, no se incluyen en este caso enlaces directos, y por falta de espacio no se dan instrucciones detalladas –simplemente se incluyen algunas indicaciones sencillas que ayudarán a los pacientes a encontrar con facilidad los sitios de Internet que nos interesan.

6| SMS. Si disponemos del número de móvil de los pacientes, podremos enviarles recordatorios de citas y resúmenes de la consulta, al tiempo que les recordamos la posibilidad de publicar su opinión. Se puede hacer manualmente, o bien utilizar alguna de las herramientas disponibles para el envío automático de SMS (como SerwerSMS, TideMobile).  

 

¿Dudas? ¡No hay por qué tenerlas!

A menudo los médicos se resisten a pedir a los pacientes que compartan su opinión. Temen que los pacientes lo consideren inapropiado. Sin embargo, no hay nada malo en pedir la opinión de alguien, siempre que se haga con buenas formas. El paciente satisfecho estará encantado de recomendar su médico a otros. No le cuesta nada, y es una buena manera de expresar su agradecimiento.

 

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus Redes Sociales 🙂