Linkedin_para_medicos.png

 ¿Cuántas veces ha acudido a un evento o congreso y ha intercambiado su tarjeta de visita con otra persona? Esta es la manera en la que acostumbramos a crear nuestra red de contactos profesionales. Si una vez en casa o en la oficina, ha buscado información sobre las personas que acaba de conocer, se habrá dado cuenta de que los primeros resultados de la búsqueda aparecen sus redes sociales, porque son los canales más potentes de influencia y por tanto están muy bien posicionadas en los buscadores. A diferencia de otras redes como Twitter y Facebook, LinkedIn está orientada a hacer contactos profesionales y de negocios. Un perfil de LinkedIn es más que un currículum online. No sirve sólo para buscar trabajo, sino que es una excelente herramienta para hacer networking, crear nuevos contactos profesionales y promover su marca personal. Hacer networking es importante para mejorar su visibilidad y su marca personal. Si sabe aprovechar las herramientas que ofrece LinkedIn, podrá mejorar su perfil, ampliar su red de contactos, compartir experiencias y generar sinergias con otros profesionales de su sector que mejoraran su marca personal e incluso le ayudarán encontrar nuevas oportunidades de negocio.

 

icono-medir-medico.png

 

Aproveche las herramientas de LinkedIn

Como ya sabe, LinkedIn es una red social orientada a hacer contactos profesionales y de negocios. Aproveche las herramientas que le ofrece esta red social para hacer conexiones y ampliar su red. Para empezar, añada a otros profesionales: compañeros de trabajo, de la facultad, otros especialistas del sector, y también familiares y amigos. De esta manera su red de contactos crecerá y usted ganará visibilidad. LinkedIn también puede ser una manera de tener contacto con otros profesionales que conozca en congresos o convenciones, e incluso puede añadir a su red a expertos a los que de otra manera no habría podido conocer.

Además de construir su red de contactos, en LinkedIn un médico o especialista puede reforzar su identidad digital. El primer paso para hacerlo es ser proactivo:

  1. Si escribe un blog o artículos, puede compartir sus publicaciones en su perfil de LinkedIn. Además, recuerde comentar, compartir y recomendar las publicaciones de otros usuarios, genere conversación e interactúe con ellos.
  2. Siga páginas o únase a grupos con contenido relacionado con sus intereses donde podrá ponerse al día de las novedades de su sector, o compartir informaciones relacionadas con un tema en concreto con otros profesionales de cualquier lugar del mundo. De esta manera su visibilidad entre los usuarios aumentará, y las visitas a su perfil también.
  3. Participe en proyectos colaborativos. Una vez sea activo en páginas y grupos, seguro que encuentra proyectos interesantes abiertos a que los profesionales se unan a ellos. No dude en participar, demostrará su experiencia y conocimientos, y ampliará su red de contactos trabajando mano a mano con otros profesionales de su mismo sector.

 

icono-escribir-medico.png

Optimice su perfil

Para convencer a los demás usuarios de LinkedIn de que deben formar parte de su red de contactos, es importante que optimice su perfil. Una de las partes más importantes de su perfil de LinkedIn es el extracto. Es el apartado que primero verán los usuarios que visiten su perfil, es decir, su carta de presentación. Por eso es importante que genere interés: debe hablar de su posición profesional, sus objetivos, sus habilidades, su trayectoria, sus aspiraciones, sus puntos fuertes y sus logros. Recuerde destacar aquello que crea que le diferencia de los demás.

Además de volcar la información de su currículum convencional, LinkedIn le permite ampliarla. Puede mostrar su experiencia, pero también añadir otra información valiosa sobre usted como sus aptitudes, intereses, los premios y reconocimientos que ha recibido, u otra información que pueda aportar un valor añadido a su perfil y diferenciarlo de otros profesionales de la salud.

 

Por último, no olvide escoger una buena imagen para completar su perfil. Un estudio de la Universidad de Princeton concluyó que la gente se crea una imagen de alguien viendo su foto durante solo una décima de segundo. Entre las recomendaciones para acertar con su foto de perfil, destacan que la imagen sea de busto y frontal, y que no esté borrosa o distorsionada.

 

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus Redes Sociales 🙂