Moviles -2.png

En la actualidad, los centros médicos y las consultas privadas deben promocionarse activamente en Internet para tener éxito. Aunque cada vez somos más conscientes de esto, no debemos olvidar que Internet es un medio que sufre constantes cambios. Hoy en día, los teléfonos inteligentes son uno de los dispositivos desde los que más se navega. Por eso, para llegar a nuevos pacientes y comunicarnos de forma eficaz con ellos y con los actuales, debemos adaptar la comunicación a las posibilidades de estos dispositivos.

Según los resultados del Informe Digital en 2016 elaborado para el portal Ditrendia, el número de dispositivos móviles a nivel global alcanzó los 7,9 mil millones a finales del 2015, más que personas en nuestro planeta. Además, este informe demuestra que cada vez somos más adictos a nuestro teléfono: lo comprobamos una media de 150 veces al día, dedicándole cerca de 177 minutos en total.

 

datos-1.png

De media, un español utiliza su smartphone 3h 23m dirarios mientras que la tablet es usada 1h 41m El 62% del tiempo total que los usuarios pasan en el mundo online ya se realiza desde smartphones y tablets. 

 

¿Qué debe hacer un médico para responder a las expectativas de los pacientes a través de smartphones?


1. Rediseñar la página web

Una página web estética y funcional diseñada hace unos años puede resultar completamente inútil cuando los pacientes intentan visualizarla en una pantalla de pocas pulgadas. Esto significa que es imprescindible rediseñar la página para que resulte cómoda para los usuarios de dispositivos móviles. En la actualidad, el estándar es el denominado diseño responsive, que adapta automáticamente el tamaño de los elementos y su disposición de forma que sean legibles en la pantalla del smartphone.

El primero en percatarse de estos dinámicos cambios en la forma en la que se utiliza Internet fue el magnate de la red: Google. El algoritmo que decide sobre el posicionamiento de las páginas web (es decir, el orden en el que aparecen los resultados tras hacer una búsqueda con ciertas palabras clave) contempla desde hace ya tiempo como uno de sus criterios más importantes el hecho de que la página web sea compatible con los dispositivos móviles. ¿Qué significa esto para los médicos y los directores de centros médicos? Muchos pacientes buscarán en Google un médico de su especialidad y en su ciudad, si su página web no ha sido adaptada para ser vista en smartphones y tabletas, el vínculo que conduce a ella aparecerá muy abajo –incluso cuando la búsqueda se hace desde un ordenador normal. Esto reduce las posibilidades de que los pacientes potenciales visiten nuestra página web y, por consiguiente, nuestra consulta o centro médico. Por el contrario, si la página web es responsive, el vínculo aparecerá en una posición más elevada y aumentarán las posibilidades de que los pacientes accedan a ella.

Si volver a diseñar la página web le parece una gran inversión, piense en ello como una gran oportunidad de aumentar su visibilidad en inernet ocupando un lugar destacado entre los resultados de búsqueda de Google.


2. Adaptar la composición de los correos electrónicos a las pantallas de los teléfonos inteligentes

Si nos comunicamos con nuestros pacientes mediante correos electrónicos, debemos tener en cuenta que la gran mayoría de nuestros destinatarios lee el correo en la pantalla de su smartphone, lo que exige una adecuada estructuración de los mensajes.

  • La composición de los correos electrónicos debe ser lo más sencilla posible.
  • La disposición óptima es una única columna –así el mensaje se verá claramente incluso con las resoluciones más bajas. 
  • No se deben sobrecargar los correos con gráficos.
  • Los elementos interactivos sobre los que el destinatario puede hacer clic deben ser lo más grandes y explícitos posibles. 

3. Facilitar el contacto

Hasta hace muy poco se utilizaba Internet más o menos igual que la prensa en papel. Los pacientes que visitaban la página web de una consulta o de un centro médico localizaban el número de teléfono, lo marcaban en su teléfono y concertaban una cita. Probablemente estuvieran sentados ante un escritorio o quizá en el sofá con el portátil encima de las rodillas. Hoy en día, los usuarios de los teléfonos inteligentes a menudo visitan páginas web de camino al trabajo o fuera de casa. Por eso es muy importante que los datos de contacto estén actualizados y sean fáciles de encontrar. El número de teléfono debe aparecer en formato de texto, no como un gráfico, y debe incluirse en el código HTML el parámetro TEL –de este modo, al tocar el número en la pantalla, el smartphone establece automáticamente la comunicación.

También se puede añadir el número de teléfono en la campaña de AdWords, en particular con la opción de la extensión de llamada. Al hacerlo así, los pacientes que encuentran la consulta a través de los enlaces de pago pueden ponerse en contacto fácilmente. Recuerde también que muchos pacientes esperan tener acceso a los servicios sin tener que llamar por teléfono. Por ejemplo, desean concertar una cita cuando terminan su jornada de trabajo y ya no pueden llamar por teléfono. Puede resolver esto ofreciendo la posibilidad de concertar citas en línea, directamente a través de la página web. Esto es posible, por ejemplo, con el servicio de Reserva de Cita que ofrece Doctoralia. Un servicio incluido en el Paquete Premium, y que está disponible tanto en la página qeb como dentro de la aplicación para móvil de Doctoralia, que resulta cómoda y fácil de utilizar.


Si desea más información sobre el servicio de Reserva de Cita, déjenos sus datos y le contactaremos.

 

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus Redes Sociales :)