iStock-535379351.jpgDebemos pensar en la página web de la consulta médica como si de nuestra tarjeta de visita virtual se tratara: su función consiste en presentar la consulta con la mejor imagen posible y animar a los pacientes a concertar una cita con nosotros. ¿Significa esto que la clave del éxito es un proyecto vistoso y un contenido llamativo? En absoluto.


Desde la perspectiva del paciente que busca médico, la visita normalmente empieza en Internet. Hasta 9 de cada 10 pacientes buscan médico e información sobre salud en la red. Antes de elegir, los usuarios suelen visitar distintas páginas web y comparan unas con otras. ¿A qué hay que prestar atención?

  • Facilidad de navegación. Si la simple navegación por la página resulta difícil y la información está organizada de manera poco intuitiva, lo más probable es que los pacientes se cansen y se vayan de su página para consultar otras webs. 
  • Información sobre enfermedades tratadas, intervenciones que se realizan y servicios prestados. Los pacientes suelen buscar cosas concretas. Necesitan ayuda: precisan una intervención concreta o ayuda para tratarse una lesión o afección específica. No visitan páginas web a modo de pasatiempo: están buscando información. Por esta razón, es esencial que presente su oferta completa de servicios en su página web.
  • Lista de precios. Todos los pacientes quieren saber cuánto les costará una visita o un tratamiento y cuáles son las formas de pago disponibles. Y, aunque es cierto que los precios por sí mismos no constituyen el factor clave a la hora de elegir médico, esto no significa que debamos olvidarnos de ellos. Si le resulta difícil especificar un precio concreto, puede ser útil facilitar una horquilla de precios orientativa.
  • Datos de contacto. Si después de haber echado un vistazo a los datos disponibles en la página el paciente decide que su consulta es una buena elección, querrá concertar una cita. Por lo tanto, los datos de contacto deben estar fácilmente accesibles y siempre actualizados. Incluir un mapa que indique cómo llegar siempre es un valor añadido.
  • Posibilidad de concertar una cita online. Pero ¿qué ocurre si el paciente ha decidido concertar una cita, pero no consigue hablar con nosotros por teléfono? Según los resultados de un estudio realizado por Doctoralia, más del 30% de las llamadas de pacientes quedan sin responder. Teniendo esto en cuenta, es importante ofrecer a los pacientes la posibilidad de concertar citas a través de Internet, desde la propia página web. 

Como estamos viendo, para que la página web de su consulta médica sea efectiva, debe cumplir las condiciones que se especifican en este artículo. Por muy fantástico que sea el diseño de la página web, no servirá de nada si el paciente no encuentra en ella información sobre el tipo de problemas que se puede tratar en su consulta o si no consigue concertar una cita. Es importante recordar esto: la página web no existe como un fin por sí misma y no debe ser tratada como tal. Se trata de una herramienta con una función concreta. 

Una vez creada su página web, será fundamental mantenerla actualizada. En la web debe quedar reflejado de forma inmediata cualquier cambio importante que se produzca en su consulta, como cambios en el horario de visita o un traslado a otra dirección, además de la publicación de ofertas o una modificación en la lista de precios. La página web cumplirá su función si está actualizada. No se nos ocurre darle a nadie una tarjeta de visita con un número de contacto que no sea el actual, ¿verdad?

Sabiendo todo esto, podremos encargar la creación de nuestra página web a una agencia especializada en Internet o a profesionales independientes. Y, aunque debería ser la norma, es importante asegurarse de que, como propietarios de la página web, podremos y sabremos editar el contenido por nuestra cuenta, ya que encargar al creador de la página que introduzca cada cambio que queramos realizar no es eficiente y lleva mucho tiempo.

También podemos decidir crear nosotros mismos nuestra página web. Hoy en día esto ya no requiere un conocimiento especializado ni conocer los lenguajes de programación. Existen mutitud de plataformas online sencillas e intuitivas para crear nuestra propia página web (Wordpress, Wix, Weebly, etc.), lo único que necesitaremos será disponer de tiempo y comprar un dominio.

Pensando en la problemática a la que se enfrentan los profesionales de salud para crear su página web, desde Doctoralia hemos creado un producto para que usted, de forma rápida y sencilla, pueda hacer una web a partir de la información que se muestra en su perfil de Doctoralia. Con plantillas adaptadas y pensadas en el sector sanitario y una disposición de la información orientada a lo que buscan los pacientes.


Si quiere ver más información sobre este nuevo producto, haga click aquí.


 

En conclusión: marque los objetivos que quiera lograr con su página web, analice su disponibilidad para trabajar en el proyecto y su capacidad de inversión e investigue los diferentes servicios que existen en Internet. Será a partir de ese momento cuando podrá tomar la mejor decisión para crear su nueva web y cubrir así sus necesidades profesionales. 

 

 Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus Redes Sociales :)