interaccion-con-pacientes.jpg


Hablar de la transformación del sector sanitario es algo muy común hoy en día y es que se evidencian una serie de cambios y nuevas rutinas que han aparecido con la extensión del uso de Internet. Pero, ¿cómo debe gestionarse el cambio? ¿Qué debemos tener en cuenta?

Cuando decimos que se están produciendo cambios es porque los pacientes han comenzado a relacionarse de otra forma con la información médica. Internet les ha facilitado el acceso a millones de páginas web donde consultar síntomas, buscar información sobre enfermedades o localizar un especialista cercano a su domicilio. ¿Cómo deben reaccionar los profesionales de la salud a esta situación?

En primer lugar, para ver el alcance y la penetración de Internet en la sociedad y, por ende, en la vida de los pacientes, nos remitimos a un reciente estudio elaborado por la agencia We Are Social y Hootsuite que afirma que más de la mitad de la población mundial tiene acceso a Internet. De este modo, más de 3.700 millones de personas consultan cada día la red ya sea para informarse o para entretenerse.

Además del total de personas que tienen acceso a la red, si queremos llegar a nuestros pacientes de forma eficaz, necesitaremos saber desde dónde acceden a Internet. El estudio confirma que el 50% de las conexiones se realizan desde dispositivos móviles, lo que supone un crecimiento del 30% respecto a los datos de 2016. Así, se consolida la tendencia a consultar Internet desde el móvil, hecho que muestra la importancia de tener páginas web responsivas que se adapten a todo tipo de dispositivos para facilitar la navegación a los usuarios.

Con estos datos y con las veces que ha entrado a su consulta un paciente con la respuesta a todos sus síntomas basadas en cosas que ha leído en Internet, no es de extrañar que hablemos de una transformación en el ámbito de la salud. Ante esta situación, es evidente que el médico debe adaptarse a esta nueva realidad y la relación médico-paciente también tiene que evolucionar.

A continuación, le ofrecemos una serie de consejos para interactuar con la nueva generación de pacientes que le resultarán útiles tanto dentro como fuera de la consulta médica.

  • Conocer la información que existe en Internet sobre su especialidad. Informarse de lo que pueden encontrar sus pacientes en Internet le ayudará a identificar fuentes de información menos fiables.
  • Ayude a sus pacientes a filtrar la información. Si conoce la información que hay en internet sobre las enfermedades que usted trata en su consulta, puede ayudar a los pacientes que buscan información en la red orientándoles sobre cuáles son las fuentes más fiables sobre el tema. Bien sea su página web o alguna otra página web de referencia.
  • No realizar diagnósticos online. Si está presente en las redes sociales o tiene una página web y ofrece vías de contacto, tenga en cuenta que es posible que algunas personas le envíen consultas médicas o le soliciten algún diagnóstico. Si se trata de personas que no son pacientes suyos, la recomendación es no realizar ningún diagnóstico sin visitar al paciente antes y aconsejarle una visita con un especialista para que le pueda hacer un diagnóstico acertado.
  • Sea accesible. Mostrarse accesible a sus pacientes mediante una sección de contacto en su web o el servicio de conultas de Doctoralia le ayudará a estar cerca de los pacientes que necesiten hacerle cualquier consulta previa a la cita.
  • Atender dudas que puedan surgir tras una visita médica. Si lo desea, puede ofrecer a sus pacientes la posibilidad de que contacten con usted si tienen dudas sobre el tratamiento o la medicación que se le haya recetado durante la consulta. Ofrecer esta vía de contacto le otorgará cercanía y mejorará su reputación como profesional de la salud.
  • Ofrecer la posibilidad de reservar cita a través de Internet. Esta opción le puede ayudar a conseguir más pacientes respecto a otros especialistas que no la tengan. Según un estudio realizado por Doctoralia, el 30% de las llamadas a consultas médicas se quedan sin ser atendidas ya sea porque los pacientes no logran contactar o porque llaman fuera del horario de atención habitual. 

La nueva generación de pacientes le busca en Internet, aproveche todas las ventajas que le ofrece Doctoralia. Rellene este formulario y le llamaremos para darle más información. 


Así pues, observando los datos sobre el crecimiento del acceso a internet, todo profesional de la salud que quiera obtener visibilidad y estar allí donde le buscan sus pacientes, debería plantearse tener un perfil activo en Doctoralia, tener su propia página web profesional o combinar ambas opciones.

La nueva generación de pacientes le busca por otras vías y prefiere interactuar de otra manera: pedir cita con usted a través de Internet a cualquier hora del día, tener la posibilidad de enviarle un mensaje para hacer una consulta previa a la visita o ver opiniones de personas que ya se han visitado con usted. Adaptar su presencia online a la demanda de los pacientes le ayudará a alcanzar un mayor éxito: pacientes satisfechos que acuden a su consulta por los buenos servicios que ofrece y que están dispuestos a recomendarle.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus Redes Sociales :)