Web Médica

Hace ya mucho tiempo que dejó de estar de moda la pregunta ¿necesitan los médicos una página web? Hoy en día sabemos que la presencia en Internet es indiscutible. Ante este nuevo panorama, la pregunta es: ¿qué debemos hacer para que nuestra página web genere el máximo de beneficios comerciales para nuestra consulta? 

 

Una página web: ¿pero concretamente para qué?

La razón más habitual por la que creamos nuestra página web es en realidad la menos racional: queremos tener una página web... porque otros médicos tienen una. ¿Merece este objetivo el esfuerzo financiero y el tiempo que requiere que le dediquemos? En absoluto. La página web debe ser eficaz: debe lograr objetivos de imagen e información, así como comerciales, por ejemplo, ayudar a atraer a nuevos pacientes. Una página web mal diseñada produce más pérdidas que beneficios. 

 

 ILUSTRACIONES_PPT_05-22v2.png

Objetivo: mejorar nuestra imagen

En primer lugar, es importante trabajar nuestra imagen. Para lograr este objetivo la página web debe ser clara y bonita, y debe contener una información sencilla y de calidad. No obstante, la pluralidad de gustos y preferencias personales hace que, en la práctica, raras sean las veces en las que realmente se alcanza este objetivo. Es importante obtener el máximo de información sobre las personas que pueden visitar nuestra página web y sus necesidades, para poder prepararla especialmente para estas. Este objetivo está vinculado al de la información. Debemos pensar en la página web como si de nuestra tarjeta de visita se tratara: debe ser estética y agradable, al tiempo que es importante que facilite información sobre nuestra consulta y los servicios que ofrecemos.

 

 ILUSTRACIONES_PPT_05-21v2.png

Objetivo: atraer a nuevos pacientes

Nuestra imagen está relacionada con nuestro siguiente objetivo, la obtención de clientes. En nuestro caso, pacientes. ¿Está nuestra página web en condiciones de lograr este objetivo? Depende de su contenido. Los pacientes deben encontrar en la página web la información esencial necesaria para tomar la decisión de venir a nuestra consulta:

  • Las especializaciones que ofrecemos

  • Los tipos de análisis e intervenciones que realizamos

  • Los datos de contacto (lo mejor es que la dirección aparezca en Google Maps).

Es muy importante que el paciente pueda establecer un contacto directo con el centro, e incluso lo ideal es que la página web permita pedir cita directamente. Debemos recordar también que los pacientes que buscan médico quieren conocer las opiniones de otros pacientes. El 84 % de los pacientes que hemos encuestado han indicado que las opiniones de otros pacientes fueron un factor decisivo en su elección de médico. De modo que es recomendable permitir que en nuestra página web se publiquen opiniones, como incluir referencias firmadas o enlaces a nuestro perfil en un directorio de médicos, por ejemplo: en el servicio Doctoralia.

Responder a las posibles necesidades de los pacientes debe ser la prioridad de la página web de la consulta o el centro médico. Si no nos concentramos en ellas, los pacientes se irán de inmediato a la página web de la competencia. En conclusión, es imprescindible tener en cuenta que en la actualidad la página web es el primer punto de contacto de una consulta médica y que descuidarla nos llevará directamente a perder pacientes.

 

ILUSTRACIONES_PPT_05-05 v2.png

Objetivo: generar tráfico

Uno de los medios para atraer a nuevos pacientes es generar tráfico de la mayor calidad posible. Es importante tener en cuenta que no debe ser necesariamente "mucho tráfico", sino tráfico de la mayor calidad posible. Esto significa que a nuestra página web deberán llegar las personas que estén más interesadas en contratar nuestros servicios –es decir, los pacientes potenciales. Hoy en día, la manera más fácil de conseguir ese tipo de tráfico es a través del motor de búsqueda de Google o mediante los anuncios de AdWords. Por eso es importante que la página web sea fácil de procesar para los motores de búsqueda. ¿Qué significa eso?

La página web debe permitir una óptima presentación de su contenido –tanto para los usuarios de la página web como para los motores de búsqueda. Es esencial que una página web bien diseñada facilite:

  • La edición de metaetiquetas

  • La edición de los atributos ALT y Title en las imágenes

  • La jerarquización del contenido según una adecuada estructura de títulos.

 

Además, es indispensable que la página web esté correctamente diseñada para los dispositivos móviles.

Aquellos que no se sientan lo suficientemente preparados para manejar las tecnologías de la información, pueden encargar el diseño de su página a profesionales especializados. No es nada fácil preparar bien una página web para que sea fácil de procesar por los motores de búsqueda, por lo que es importante considerar si somos la persona adecuada para esta tarea. Una página web mal diseñada y mal ejecutada resultará una pérdida de tiempo y además nos alejará de la consecución de nuestros objetivos.

 

Tres modelos para construir una página web

 

La primera etapa es clave: debemos elegir el modelo de página web que se va a utilizar. Existen dos modelos básicos: podemos construir la página web mediante un proyecto individual o según el modelo SaaS. ¿En qué se diferencian? ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada uno de estos modelos?


uno (2).png

Proyecto individual

Podemos encargar a un profesional especializado o a una agencia la creación de nuestra página web. El principal problema de este modelo es la divergencia entre las expectativas del cliente, y el producto preparado por la agencia. La calidad de la página web y el número de inconvenientes que surgirán durante la creación de la página suponen que a los costes debemos añadir el tiempo y nuestra participación. El objetivo de creación de la imagen profesional dependerá de las habilidades del diseñador gráfico que cree la página web, y los objetivos de ventas dependerán de la experiencia e implicación de la agencia y de sus conocimientos sobre los productos y servicios.

Ventajas y desventajas del proyecto individual:

+  página “hecha a medida"

-  costes elevados

-  Probabilidad que haya problemas de producción

 

dos (1).png

Software as a Service

El segundo modelo que podemos utilizar para crear nuestra página web es el modelo denominado SaaS (en inglés Software as a Service, en el que la programación no se considera un producto, sino un servicio). En este modelo, se compra una plantilla de página, que rellenamos con nuestro contenido para después publicar la página definitiva. En el mercado existen distintas herramientas disponibles, como Wordpress, Wix o Duda. Estas herramientas están dirigidas a personas con conocimientos avanzados, capacidad para utilizar editores HTML, conocimientos básicos en diseño de páginas web y con paciencia para utilizar herramientas que no siempre son ágiles. Es indispensable complementar las plantillas con el apoyo de un diseñador gráfico que se encargue de preparar los elementos particulares, como el logotipo, los gráficos y las fotografías.

Ventajas y desventajas del modelo SaaS:

+  Comodidad y ahorro de tiempo

+  Adaptado a las necesidades reales

-  Requiere conocimientos técnicos

-  Es indispensable el apoyo de un diseñador gráfico

 

tres (1).png

Combinación de ambos modelos

La tercera solución es combinar el segundo modelo con la ayuda de una agencia. En la mayoría de los casos el tiempo del que disponen los especialistas y los conocimientos que tienen no bastan para poder crear su propia página web. Si no se tiene tiempo de ocuparse de la página web, su mantenimiento, corrección y actualización, lo mejor es contar con la ayuda externa de una agencia especializada. Los costes de un modelo híbrido de este tipo suelen estar compuestos por las cuotas mensuales de la plantilla de la página web más la tarifa por el apoyo técnico.

 

doctoralia-icon-1.png

Doctoralia por su parte también ofrece una solución para quien quiere tener una página web de forma simple, rápida y económica. La mayor ventaja de este servicio es que casi sin esfuerzo se puede conseguir una página web completa, con imágenes, vídeos, testimonios de pacientes y con posibilidad de reserva de cita online. Vea un ejemplo.

Si quiere más información sobre este servicio déjenos sus datos y le contactaremos.

 

¿Qué elegir?

Resumiendo, dependiendo de su tiempo, conocimientos y dinero disponible puede optar por una opción o por otra. Nuestra recomendación es que se detenga un momento y reflexione sobre las ventajas y desventajas de cada una de ellas y elija entonces la que más le convenga.

Al final, lo más importante es marcar los objetivos que quiere alcanzar con la creación de su website y tomar las decisiones para conseguir alcanzarlos.

 

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus Redes Sociales :)