computer_004_b

¡Google! El buscador por excelencia, el que nos acompaña en nuestro día a día y que nos ofrece multitud de posibilidades para organizar nuestra vida: Gmail, Google maps, Google Docs e incluso nos permite organizar el calendario ya sea personal o profesional. Y es que ya son muchos los profesionales que utilizan Google Calendar para gestionar la agenda de sus consultas médicas. Pero, ¿conoce los riesgos de esta herramienta?. 

El próximo 25 de mayo entra en vigor el nuevo Reglamento General sobre Protección de Datos (RGPD), que establece un nuevo marco legal que obliga a todas las organizaciones a adaptar la forma en que se tratan los datos de los clientes/usuarios. En el caso de datos especialmente sensibles como los datos de salud, requieren un tratamiento especial.

Hasta ahora, tal vez ya se había adaptado a la antigua Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), sin embargo, el nuevo reglamento se endurece en cuanto al tratamiento de los datos y las sanciones que puede acarrear su incumplimiento, por lo que hace latente la necesidad de revisar los textos legales y políticas sobre esta temática a todas las organizaciones. Con tal de asegurarse de que su consulta cumple con los requisitos del RGPD, ponemos a su disposición los servicios de Grupo Biasahara, nuestros consultores especializados en Protección de Datos y Seguridad de la Información.

Aunque aplicaciones como Google Calendar cumplen con los requisitos definidos por el nuevo reglamento a nivel general, debemos tener en consideración que la funcionalidad que ofrece esta herramienta está pensada para albergar datos individuales. Por este motivo, el uso de Google Calendar para gestionar datos personales y médicos de los pacientes supone un riesgo, ya que se pierden atribuciones y controles sobre dicha información. 

Otro de los puntos a tener en cuenta a la hora de adaptarse al nuevo reglamento hace referencia a la ubicación de los servidores en los que se almacena la información de las empresas, lo que comúnmente conocemos como "la nube". Y es que el RGPD estipula que todos los datos deben estar ubicados en servidores que se encuentren dentro de la Unión Europea.

Si quiere saber cómo adaptarse al nuevo reglamento, puede consultar con nuestros asesores de Doctoralia o bien ponerse en contacto con nuestro servicio de asesoría en Protección de Datos y Seguridad. ¡Pregúntenos cómo! 

Artículo Relacionado (4)

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales :)